Con ‘break’ Linares ante Lomachenko

De acuerdo a muchos expertos y a casi todas las casas de apuestas, el venezolano Jorge Linares, veterano campeón peso ligero de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), tiene escasísimas probabilidades de retener su corona este sábado cuando la defienda en el Madison Square Garden ante el ucraniano Vasyl Lomachenko.

En efecto, aunque tiene un récord excelente de 44-3 y 27 nocauts y no pierde desde 2012, hilando una cadena de 12 victorias, las apuestas favorecen al zurdo Lomachenko (10-1 y ocho) en proporción de hasta 14-1.

Hay base para esto: Lomachenko, de 30 años, es un dos veces campeón olímpico que va en busca de su tercera corona mundial en pesos diferentes en apenas su duodécima pelea, y rutinariamente se le escoge entre los mejores ‘libra por libra’ del mundo, sino el mejor.

Rápido, de unos reflejos envidiables, Lomachenko es también un peleador ofensivo de primera, con un arsenal de golpes lanzados desde todos los ángulos, incluso los imposibles.

Pese a su calidad innegable y su durabilidad, Linares, de 32 años, es considerado meramente un buen campeón, y estará haciendo su cuarta defensa como campeón ligero de la AMB después de haber reinado por el CMB con dos defensas.

Ha ganado por decisión sus últimas cuatro peleas, incluyendo un dudoso triunfo por decisión dividida en septiembre pasado sobre Luke Campbell en el Forum de Inglewood.

“Sé que hay gente que cree que no tiene chance, pero yo creo que tiene ‘break’ ”, dijo Papo Torres, manejador del tres veces excampeón boricua, Román ‘Rocky’ Martínez.

Rocky (29-3-3 y 17), precisamente perdió su cetro junior ligero de la OMB en su última pelea, el 11 de junio de 2016, cuando fue noqueado en el quinto asalto por Lomachenko, quien, luego de cuatro defensas en las 130 libras –incluyendo la última en diciembre sobre el reconocido campeón cubano Guillermo Rigondeaux- ahora estará subiendo de peso.

“Lomachenko es un peleador bien incómodo”, agregó Torres, “pero Linares es fuerte, un 135 libras natural”.

“Además, tira muchos golpes y en las ultimas peleas lo he visto con mucha fortaleza”, agregó sobre el peleador que ha hecho 20 de sus peleas, incluyendo las primeras siete, en Japón, bajo los auspicios del poderoso promotor japonés Akihiro Honda y su empresa Teiken Promotions, la cual es ahora su copromotora junto a la Golden Boy “Promotions de Oscar de la Hoya.

“Lo que tiene que hacer es caerle a palos a Lomachenko desde que suene la campana, como hizo Salido”, agregó Torres.

El mexicano Orlando Salido, el prototípico fajador mexicano que gana sus peleas a base de aplicarle una presión sobrehumana a sus rivales, efectivamente dio una gran sorpresa cuando derrotó a Lomachenko en la segunda pelea de este como profesional para ganar el vacante cetro pluma de la OMB, cuando la Top Rank, que promotea al ucraniano, quizo crear una conmoción al convertirlo en el peleador que con menos peleas ganaba un cetro mundial.

Desde entonces esa ha sido la fórmula de triunfo que han invocado siempre, sin poder ejecutarla, los siguientes rivales de Lomachenko, incluyendo al propio Rocky en 2016.

Pero Papo admite que su peleador, quien tiene un triunfo y un empate con Salido y es tan fajador y agresivo como el mexicano, sencillamente no tenía con qué emplearse frente a Lomachenko.

“Estábamos muertos para esa pelea”, dijo. “Rocky ya no podía hacer ese peso, pero era una pelea que económicamente era muy beneficiosa para él”.

“Nunca me ha gustado hablar de esto, pero, una hora antes del pesaje, Rocky tenía libra y media por encima”.

De paso, el vegabajeño, que se apresta a hacer su primera pelea desde entonces cuando combata a 10 asaltos el primero de junio en una cartelera que se celebrará en Colombia, luego decidió abandonar para siempre las 130 libras y ahora estará debutando en las 135 frente a un rival aún por anunciarse.

 

Total
2
Shares

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*