Arroyo regresa por sus fueros en Camuy

Luego de haber tenido una gran temporada con los Titanes de Florida en 2016 al amasar un récord de 6-0 con 2.56 de efectividad y ayudar a que el equipo llegara hasta las semifinales del Carnaval de Campeones, el veterano lanzador zurdo Luis Arroyo fue operado del hombro por algo no relacionado con el béisbol.

De todos modos, a pesar de que ya tenía 43 años, Arroyo, con vasta experiencia profesional, pensaba regresar a lanzar al final de la temporada de 2017 una vez se pusiera en condiciones, pero el destino le tenía reservada una sorpresa: fue designado dirigente de los Titanes cuando Ramón Avilés tuvo que dejar el cargo con marca de 4-3 por razones de salud, y lo único que Arroyo logró fue un récord de 10-1 en el resto de la temporada regular y 11 victorias seguidas en la postemporada.

Pero Arroyo fue despedido al perder los primeros dos juegos de la final nacional contra los Sultanes de Mayagüez, quienes eventualmente ganarían la serie 4-2.

“Claro que me sorprendió”, dijo recientemente Arroyo, quien trabaja como instructor en la Carlos Beltrán Baseball Academy. “Son cosas que uno no se espera y que no desearía que ocurrieran, pero esto es un negocio y los apoderados o las juntas de directores de los equipos toman decisiones a base de lo que ellos entienden que es lo mejor para sus equipos, estén equivocados o no”.

“Pero hay pasar la página y seguir adelante”.

La página que Arroyo pasó incluyó, primero, un cambio de Florida a Sabana Grande y, segundo, de Sabana Grande a los Arenosos de Camuy.

“Yo había tirado una entrada al final en la serie del Carnaval contra Fajardo y parece que por eso se me consideraba jugador activo y reserva de Florida”, explicó.

Tuvo la opción de retirarse: “Recibí varios ofrecimientos para dirigir o para ser pitching coach,” dijo, pero de todos modos el cambio a Camuy le agradó.

“Camuy era un gran equipo”, dijo sobre los Arenosos, que tuvieron marca de 9-9 para terminar terceros en la Sección Norte ganada por Florida.

“Era un equipo muy ofensivo”.

“Y decidí darme una temporada más”, agregó,

Por eso, dijo, “los dueños buscaron reforzar el área débil que era el pitcheo, y ahora todo ha engranado y estamos teniendo una temporada de ensueño, como dicen”.

En efecto, mientras que Florida pasó a la Sección Metro, donde este año tiene marca de 2-6, Camuy comanda la Sección Norte con un récord de 9-0, el mejor récord y único invicto de toda la Doble A.

Como parte de esa restructuración del elenco monticular, los Arenosos cuentan ahora con tres lanzadores abridores en Freddie Cabrera (4-0, un salvado y 3,18), Anthony Seise (3-0 y 1.74) y el propio Arroyo (2-0, dos salvados y 1.59).

“Yo estoy abriendo y relevando y nos turnamos”, comentó. “Si no abro una semana, me voy al bullpen”.

Ahora, tal vez, consiga con los Arenosos el campeonato que estuvo a punto de acariciar en las últimas dos temporadas con Florida, aunque no necesariamente eso implica que esta vaya a ser su última temporada como jugador activo.

“Ya tengo 44 años, pero estamos bien, estamos saludables”, dijo. “Vamos a ir año por año”.

 

Total
13
Shares

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*