A la final LeBron y los (otros) Cavs

¿Qué pasó?

Otra historia de LeBron James para que todos los espectadores les cuenten a sus nietos.

Luego de jugar los 82 partidos de la serie regular, liderar la liga en minutos y en su temporada 15; LeBron jugó los 48 minutos de un juego siete, en la carretera, camino a una victoria 87-79 contra el equipo más joven y energético de todos los playoffs y que andaba invicto en su hogar en la postemporada.

Con su victoria del domingo en el séptimo juego de la final de la Conferencia Este, los Cavs adelantan a su cuarta serie final consecutiva.

Los números de LeBron, impresionantes como siempre, no cuentan la verdadera historia de su impacto en este histórico juego siete. Su liderazgo y calma en los momentos de presión son otro argumento a favor de ese eterno debate por el mejor de la historia.

Un dato estadístico que realza la gestión de James es que ningún otro jugador activo de su equipo promedia más de 10 puntos por juego, o más de 2.2 asistencias por partido en la postemporada.

La clave:

“Creo que jugamos una defensa sensacional y aun así (LeBron) consiguió 35. Parecería un chiste. Es un jugador muy, muy especial”, dijo el dirigente de los Celtics, Brad Stevens, abriendo la conferencia de prensa pospartido

Adicional a los 35 puntos que James anotó, sus 15 rebotes, nueve asistencias y sus tapones resultaron imponentes en un partido que se jugó al ritmo de Boston, siendo una batalla defensiva más que la acostumbrada explosión ofensiva de los Cavs.

¿Qué falló?

La ofensiva de los Celtics nunca consiguió el ritmo necesario para dominar a unos Cavs, que aparte de viejos, estaban visiblemente cansados y sin su segundo mejor jugador y miembro del Juego de Estrellas, Kevin Love.

Los Cavaliers, quienes normalmente conceden excelentes porcentajes en tiros de campo a sus contrincantes, permitieron solo 17.9 de la línea de tres puntos. Igual de pésimos que los 34.1 de dos y 73.7 de tiros libres que registraron los tiradores de Boston.

¿Quién falló?

Fueron muchos en la escuadra de los Celtics los que jugaron una pesadilla de juego en tiros de campo.

Terry Rozier, quien se fue de 14-2 en ruta a solo cuatro puntos en 36 minutos; Jaylen Brown, quien tiró de 18-5, y Marcus Smart de 10-1, con solo cuatro puntos, se colgaron por su mala puntería en el juego siete de la serie.

Boston tampoco pudo capitalizar de los 12 turnovers de Cleveland a pesar de solo cometer cinco.

Lo próximo:

A Cleveland le toca sentarse a ver la masacre a celebrarse en Houston este lunes para ver a dónde les toca viajar, ya que no importa quién gane, los Cavaliers no tendrán ventaja local. La final está programada para comenzar el jueves 31 de mayo.

 

Total
2
Shares

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*