A gusto los Toritos en Aibonito

A pesar de que no han podido jugar en su parque, el moderno Pedro Montañez, los Toritos de Cayey le han cogido tan bien el gustito a jugar como locales en  el Hermanos Marrero de Aibonito que uno pensaría que no quisieran mudarse de allí cuando el Montañez vuelva a estar disponible próximamente, según se espera.

“Tenemos un récord de 6-2, pero estamos en 4-0 jugando en Aibonito”, recalcó el dirigente Edgardo Lebrón. “La verdad es que hemos tenido buenos juegos jugando en Aibonito y, si hacemos un análisis juego a juego, yo, que soy muy análitico, hasta diría que querría quedarme en Aibonito. Incluso ha venido mucha gente: los Toritos son un equipo que atraen mucha fanaticada”.

“Pero en realidad por muchas razones esperamos jugar en Cayey en esta temporada”, dijo. “Está el factor comodidad, la posibilidad de volver a traerle alegría al pueblo y hasta el estímulo a la economía, porque la economía se mueve mucho cuando hay juegos en Cayey, aparte de que es un parque nuevo y muy cómodo”.

El Pedro Montañez sufrió algunos daños en su estructura como consecuencia del huracán María y el alcalde Rolando Ortiz determinó, por motivos de seguridad, que no se jugara allí hasta que estos no fueran reparados o por lo menos minimizados.

Así, de primera instancia el apoderado Héctor de Jesús anunció que el equipo recesaría este año. Luego, cuando cambió de parecer y decidió jugar localmente en Aibonito, ya su dirigente de 2017 -Jaime Muñoz- había aceptado una oferta para hacerse cargo de los Leones de Patillas.

En 2017, ayudado por una labor monumental del lanzador Fernando Cabrera, Muñoz había conducido a los Toritos hasta las semifinales del Carnaval de Campeones, cuando el equipo fue barrido en cuatro juegos por los eventuales campeones Sultanes de Mayagüez.

Edgar Lebrón, piloto de los Toritos de Cayey.

Así entró en escena Lebrón, quien también había tenido una experiencia traumática en las semifinales nacionales del año pasado al mando de los Samaritanos de San Lorenzo.

“Yo cogí el equipo en 0-4 y lo llevé hasta las semifinales del Carnaval, pero cuando perdimos el primer juego contra Florida me despidieron”, dijo Lebrón, quien trabaja como instructor en la Puerto Rico Baseball Academy and High School (PRBAHS) en Gurabo y es además supervisor de MLB.

“Son de esas cosas que a veces pasan en la Doble A”.

Pero Lebrón estaba consciente de que una de las piezas esenciales de los Toritos era el veterano lanzador derecho Cabrera, el destacado relevista y taponero de vasta experiencia profesional y de Grandes Ligas que debutó en la Doble A luego de comenzada la temporada del año pasado y de inmediato se convirtió no tan solo en el as de los cayeyanos, sino en uno de los lanzadores más dominantes de la Liga.

Cabrera, quien tuvo en la temporada regular un récord de 3-0 con un salvado y 0.00 de efectividad en 27 entradas, amasó un récord global de 10-1 con cinco juegos completos incluyendo la postemporada y efectividad de 0.57 en 97 entradas.

Pero sufrió una lesión en el muslo derecho en su última salida contra Vega Alta en los cuartos de final del Carnaval y no pudo actuar en los primeros dos juegos de la serie con  los Sultanes, y cuando lo hizo, sufrió una derrota 2-1 en el tercer partido para dejar la serie 3-0 y a punto de mate a favor de los Sultanes.

“Sé que lanzó muchos innings el año pasado, posiblemente porque el equipo tuvo una mala arrancada y tuvieron que usarlo todas las semanas”, dijo Lebrón.

“Este año él está completamente saludable, pero yo estoy controlándole un poco las entradas porque estamos confiados en llegar hasta el final y sé que vamos a necesitarlo”.

Cabrera tiene marca de 4-0 con 0.96 de efectividad en 28 innings en lo que va de torneo.

Entretanto, el Pedro Montañez ya prácticamente está en condiciones para poder utilizarse.

“El terreno está bien y, de hecho, practicamos allí todo el tiempo”, dijo Lebrón.

“Pero ahora FEMA lo está usando como base regional y tiene todo el pasillo ocupado. Se supone que FEMA se vaya o que por lo menos se mueva para una de las esquinas del pasillo”, agregó. “Se suponía que esto podía ocurrir para este domingo. pero no va a ser así, aunque quizá sí pueda ser para nuestros próximos juegos como locales”.

Por consiguiente, los Toritos recibirán el domingo desde las 10 a.m. a los Peces Voladores de Salinas (2-6) en el Hermanos Marrero de Aibonito, teniendo Cabrera la encomienda de abrir el primer juego.

Lo que tampoco luce nada mal.

 

Total
4
Shares

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*