Penosas bajas en el arbitraje

Juan ‘Pucho’ Figueroa y Carlos Tarrats, los dos árbitros más experimentados en el Baloncesto Superior Nacional (BSN), regresarán para una nueva temporada cuando suene el silbato inicial el 5 de mayo.

No estarán, sin embargo, los oficiales Joel Ortiz y Ricardo Rodríguez, quienes fueron protagonistas, sin quererlo, de los dos más sonados incidentes relacionados con árbitros ocurridos en las canchas locales en los pasados años, y Carlos Villanueva, otro de los principales oficiales boricuas de las pasadas tres décadas.

Aníbal García, quien tendrá nuevamente a su cargo la designación de los oficiales para cada partido del BSN, confirmó que el retiro de Ortiz y Rodríguez guarda relación directa con los incidentes de violencia ocurridos en las temporadas de 2016 – en el caso de Ortiz – y el año pasado, en el caso de Rodríguez.

“En el caso de Joel, no pudo superar el incidente, emocionalmente más que otra cosa. El trabajó, pero se sentía con mucha tensión y decidió que no podía seguir”.

Ortiz se vio involucrado en un penoso incidente en el Coliseo Raymond Dalmau en Quebradillas, cuando fue golpeado en la cabeza por una silla lanzada por un fanático pirata. Requirió atención médica de cuidado y no pudo volver a la cancha sino hasta la temporada siguiente.

“En el caso de Ricardo fue una situación parecida, y le afectó mucho también. Estuvo lesionado y hasta la fecha el médico no le había dado de alta. Entonces optó por irse”, dijo sobre el oficial que es hijo del reconocido exárbitro del baloncesto superior Rosendo Rodríguez y que ahora está radicado en los Estados Unidos.

Rodríguez fue agredido por el entonces coapoderado de los Indios de Mayagüez, Carlos Crespo Muller, durante un partido en el Palacio de los Deportes.

Villanueva, de acuerdo con García, cuenta con opciones de trabajo en los Estados Unidos y no proyecta trabajar en el BSN.

Otra baja importante será la de Javier Canales, quien murió sorpresivamente de causas naturales en diciembre pasado.

Los santurcinos Figueroa y Tarrats comenzaron a trabajar partidos del baloncesto superior en el año 1984.

Para la temporada, García contará con 21 oficiales boricuas y la posibilidad de incorporar a tres novatos que actualmente son sometidos a evaluación, y, de resultar necesario, pudiera añadir en algún momento de la campaña árbitros norteamericanos de la NBA, como Tony Brown y Anthony Jordan, quienes han actuado aquí en los pasados años.

García adelantó que ya inició conversaciones con los senadores y deportistas Henry Neumann y Larry Seilhamer con el fin de que se trabaje legislación que ataje la violencia en las canchas.

“Hay que impulsar algún tipo de ley contra las agresiones a los árbitros, y no solamente en el baloncesto, porque también ocurre en el voleibol”.

 

 

Total
4
Shares

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*