Inspirados Ferrer y los Jueyeros

En las próximas dos semanas los Jueyeros de Maunabo deben confirmar si en efecto van a estar luchando este año la supremacía de la nueva Sección Sureste de seis equipos, entre los que se encuentran dos novenas que participaron en el Carnaval de Campeones de 2017, los Samaritanos de San Lorenzo y los Brujos de Guayama.

Pero son los Jueyeros, con el debut del veterano Carlos Ferrer como dirigente, quienes ocupan la primera posición con la mejor marca de toda la Liga: 4-0.

“Es una sección demasiado balanceada”, dijo el Dirigente del Año de 1992 (Patillas) y 2016 (Fajardo), que en 2017 condujo a los Cariduros a la semifinal nacional.

“Ahora mismo estamos primeros nosotros, pero San Lorenzo y Patillas (3-1) están bien pegados, Guayama (1-3) fue campeón de sección (1-3), Yabucoa (1-3) siempre tiene buenos equipos y Humacao (0-4) ha venido mejorando mucho en los últimos años”.

“Pero ahora vamos a tener cuatro juegos seguidos contra Patillas, dos este domingo en Patillas y otros dos el domingo siguiente en nuestro parque”, agregó.

“Ahí se pueden estar definiendo las primeras dos posiciones”.

En cierto modo, Ferrer y los Jueyeros, que jugaron para 10-10 en el torneo pasado, están disfrutando de su gran inicio de campaña gracias a tres cambios trascendentales.

En uno de ellos recibieron al veterano lanzador derecho José Heredia procedente de los Halcones de Gurabo, a donde acababa de llegar en la transacción en la que los Halcones habían enviado a Randy Ruiz a los Guardianes, y en el otro recibieron al jardinero Nicolás Figueroa procedente de Humacao.

Heredia no ha hecho otra cosa que no sea producir un  récord de 2-0 con 0.00 de efectividad y un juego competo en sus dos aperturas, mientras que Figueroa promedia .357 y el torpedero Félix Báez (.300), quien vino de Cidra, “nos ha dado estabilidad en combinación con Amaury Rodríguez (segunda base) en el infield”, dijo Ferrer.

“Figueroa ha dado ya unos batazos importantes y Heredia se ha convertido en nuestro as”.

De hecho, se trata de lo que podría considerarse el modelo perfecto de un  equipo ganador: “Tenemos buen pitcheo, buena defensa, y aunque no hemos bateado mucho, nuestro bateo sí ha sido oportuno, y esa es siempre la clave para un buen  equipo”.

Maunabo le barrió el doble encuentro 7-2 y 1-0 a los Brujos en la jornada inaugural y 3-2 y 3-0 a los Azucareros el domingo pasado.

De hecho, los Jueyeros solo batean .248, pero la efectividad de sus lanzadores es de apenas 0.82, siendo Efraín Nieves (1-0, 1.80) el otro abridor y el taponero Kevin Cintrón (1-0, un  salvado, 0.00 de efectividad) las otras figuras cruciales.

“Otra clave es que nuestros abridores están llegando por lo menos hasta la séptima entrada, lo que ayuda a no tener que usar muchos relevistas, y no estamos dando bases por bolas: solo hemos dado dos en cuatro juegos”, dijo Ferrer.

“Y nuestra defensiva ha sido excelente: estamos cometiendo un solo error por juego y estamos dando muchas doble matanzas, que son el alma que salva al pitcheo”.

En fin, tal parece que Ferrer, quien como jugador pertenece al club  de los 700 hits y además de su larguísimo historial como dirigente desde fines de los ochenta, ha formado parte del cuerpo técnico del Equipo Nacional, puede estar seguro de que le seguir agregando victorias a su récord de por vida en temporada regular: 280-185, incluyendo las cuatro que lleva este año.

“Y ese no es un récord calculado, sino certificado por la Federación”, concluyó riendo.

 

 

Total
7
Shares

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*