Trágico final para el jinete José Luis Flores

El veterano jinete peruano José Luis Flores se mantiene con vida artificialmente en un hospital en Filadelfia un día después de que sufriera una aparatosa caída de un ejemplar en el hipódromo Parx Racing.

Flores, un destacado jinete de 56 años con un gran total de 4,650 victorias a su haber, sufrió severos traumas craneales y de la espina dorsal y no se espera que sobreviva.

El martes, el hipódromo Parx suspendió la cartelera del día como una expresión de respeto y solidaridad a Flores y su familia.

Flores cayó a la pista durante la novena carrera de la tanda del lunes cuando, al parecer, su monta Love Rules se fracturó una de sus extremidades mientras peleaba la delantera entre caballos en una carrera a distancia de 1,200 metros. Uno de los ejemplares del segundo grupo al parecer golpeó al jinete.
Otros dos jinetes cayeron a la pista como consecuencia del accidente, uno de ellos la exitosa jockette puertorriqueña Carol Cedeño, y el otro, Rubén Silvera. Ninguno sufrió lastimaduras de cuidado.

Flores, un respetado piloto en el área de Pensilvania, estaba casado con la exjockette Joanne McDaid, y tiene un hijo de siete años con esta y dos mayores, de quienes se esperaba que viajaran el martes desde Florida.

Según las estadísticas del Jockey Guild, el último jinete que murió por una caída en una carrera oficial fue Mario Chávez, en el hipódromo Will Rogers Downs en Oklahoma en octubre del año pasado. Se trata del jinete número 156 que muere como consecuencia de lesiones relacionadas a una carrera desde que la organización comenzó a llevar dicha estadística en 1940.

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*