Peligroso premio de consolación

Los Rockets de Houston llevan toda la temporada con el pie en el acelerador con una cosa en mente: tener la ventaja de cancha local en unas finales de conferencia contra los Warriors.

Ese ha sido el credo de la franquicia desde el comienzo.

Con ventaja en su cancha, fortuna en el renglón de las lesiones y una buena racha caliente a larga distancia, se les puede ganar a los invencibles.

Hasta ahora el plan anda dando resultados, ya que los Rockets andan primeros en la liga con un récord de 54-14, dos juegos por encima de los Warriors, y son los primeros en calificación ofensiva y séptimos en defensiva.

En Golden State las lesiones han masacrado al equipo que prácticamente tiró por la borda las esperanzas de culminar con el mejor récord en la liga, y se ha enfocado en entrar lo más saludable posible a la postemporada.

Fuera de la rotación de los campeones actualmente se encuentran Steph Curry, con recurrentes problemas de tobillo; Klay Thompson, con fractura en el dedo gordo de la mano derecha, y ahora Kevin Durant con dolor en las costillas.

El panorama pinta bien para Harden y CP3…

Excepto que una mala jugada del destino los puede dejar con el peor premio de consolación en la historia de la NBA en la primera ronda.

La victoria de San Antonio en su casa el jueves contra los Pelicans los devuelve a la contienda por la entrada a la postemporada en un año que los ha visto sobrevivir la mayor cantidad de lesiones desde el 97’, cuando se lesionó David Robinson y el destino les regaló el mejor power forward de todos los tiempos en Tim Duncan.
Los Spurs siguen sin su superestrella Kawhi Leonard, quien ha podido sudar la camisa solo nueve veces en toda la temporada por una persistente lesión de cuádricep. Sin embargo, se rumora insistentemente el posible regreso de Leonard en cualquier momento.

Esto ha sido otra genial demostración de los poderes de Popovich de mantener la escuadra en contienda, cambiando la ofensiva continuamente de acuerdo a los jugadores que tenga disponibles y con su acostumbrada dinámica defensa, hoy la tercera en toda la liga a pesar de no tener al dos veces jugador defensa del año.

El resto del calendario parecería ser fuerte en papel para los Spurs, pero a estas alturas de la temporada, entre lesiones y descansos estratégicos, pueden robarse dos o tres victorias no esperadas.

Sus próximos tres partidos son contra contendores que andan lejos de condición optima. Los Timberwolves sin Jimmy Butler, los Wizards sin John Wall y los Warriors posiblemente sin tres de sus cuatro estrellas.

Todos estos partidos serán en su casa.

En el momento, hay una guerra mortal entre siete equipos por las posiciones del cuatro al 10 en el Oeste, Thunder, Timberwolves, Pelicans, Jazz, Clippers, Nuggets y Spurs, con la gran mayoría de estos a medio juego uno del otro y todos con un buen argumento de ser merecedores de entrar entre los mejores ocho.

Sin embargo, San Antonio es el único con la justificación de no tener a su mejor jugador.

De entrar octavos y completamente saludables, Houston se encontraría con la terrible tarea de cruzarse con, tal vez, el mejor dirigente de todos los tiempos, que a su vez tiene a Mike D’Antoni de hijo en sus encuentros en la postemporada, al punto que D’Antoni nunca le ha podido ganar, a pesar del talento en sus años en Phoenix cuando perdió contra los Spurs tres ocaciones en cuatro años.

En la pasada temporada los Rockets perdieron contra los Spurs en la segunda ronda de los playoffs, culminando en una debacle en el juego sexto en Houston, sin Kawhi, donde fueron humillados por 39 puntos.
Esto es un nuevo equipo en Houston. La adquisición de uno de los mejores armadores de todos los tiempos en CP3 y el desarrollo de Clint Capela, le brinda una nueva dimensión a una escuadra que tiende a tornarse predecible en la postemporada. Aun así, deben ser pocas las cosas más aterradoras que batallar por el mejor récord durante la temporada para encontrarse de frente a Pop y Kawhi en la primera ronda.

 

 

 

Total
10
Shares

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*