Irán por más los Sultanes

Como dirigente del equipo de El Maní de Mayagüez en la Clase A en las temporadas de 2015 y 2016, Javier Pérez se apuntó un campeonato y un subcampeonato nacional.

“Eso es algo que no resulta fácil en una liga en la que hay 100 equipos”, dijo Pérez, quien, en 2017, continuó su cadena de éxitos al ser el gerente general de los Sultanes de Mayagüez cuando estos conquistaron el primer campeonato de su historia en la Doble A.

El equipo que en la serie final venció a los Titanes de Florida tuvo en la dirección a Stephen Morales, quien, por supuesto, se suponía que volviera a estar a cargo de la novena en esta temporada.

A principios de febrero, sin embargo, Stephen, quien también se desempeña como coach con los Indios de Mayagüez en la liga invernal, aceptó una oferta para trabajar como coach en la Doble A del béisbol organizado con la organización de los Piratas de Pittsburgh.

El apoderado José Feliciano decidió entonces mover a Pérez a la posición de dirigente y reclutar como gerente a Pedro Bellido, quien había desempeñado la misma función con la franquicia a principios de la década.

Y aunque el conjunto hizo un par de cambios y cuenta con algunas adquisiciónes importantes, este domingo, cuando envíe al montículo al glorioso veterano Saúl ‘Monaguillo’ Rivera (en la foto) al recibir a los Cardenales de Lajas en el Isidoro García a las 2:00 en el juego inaugural de la temporada, probablemente saldrá como favorito para ganar su sección y aspirar de nuevo al cetro nacional.

“Los expertos nos dan como amplios favoritos, en gran medida por haber ganado el campeonato”, dijo el nuevo dirigente. “Pero no va a ser una tarea fácil”.

La reducción de 42 a 38 franquicias provocada por los equipos que, afectados por el huracán María, optaron por no jugar este año, condujo a un realineamiento de las secciones, y los Sultanes, que dominaron su grupo con marca de 15-4 en la campaña regular, ya no jugarán en la desaparecida Sección Noroeste, sino que se mudaron a la Oeste, compuesta mayormente por equipos que antes estaban en la Suroeste.

“En realidad nosotros somos los que nos estamos uniendo a ellos, y en esa sección está Lajas (14-5 en 2017), que estuvo en el Carnaval el año pasado, y Cabo Rojo (12-8)”, agregó.

“Además, va a ser una temporada atípica”, advirtió sobre el torneo abreviado a 16 juegos en la temporada regular, donde se volverá al antiguo sistema de dobles juegos dominicales.

“Eso va a ser algo nuevo para muchos jugadores que no están acostumbrados a jugar dos juegos de día, y los equipos que lucirán  mejor serán los que se adapten a ese sistema”, agregó.

Pérez consideró que las transacciones más prominentes fueron posiblemente las de los jardineros Juan Rodríguez e Hibraim Córdova.

Rodríguez, quien bateó .417 con Comerío el año pasado, fue adquirido en el sorteo de los equipos recesados y, recordó Pérez, “fue el campeón de bateo de la Seccion Central tanto en 2012 como en 2017”.

Córdova, entretanto, adquirido en un trueque con los Patrulleros de San Sebastián, viene de batear .306 con dos jonrones y nueve remolcadas.

“Además, Hibraim fue cuarto bate en su equipo el año pasado y Juan el tercer bate”, recordó.

Con los Sultanes, Juan debe batear segundo y patrullar el jardín izquierdo, e Hibrahim debe batear sexto y jugar en el bosque derecho.

El resto de la alineación debe ser Fernando García, (2B, .241, 11 CE, 14 bases robadas), primer bate; Christian  Sojo (CF. 365 con 3 HR y 13 CE en 2017), tercer bate; Gabriel Martínez (DH, .292, 3 HR y 17 CE), cuarto bate; Jorge ‘Kikito’ Jiménez (1B, .364, 2 HR, 17 CE), quinto bate; el receptor Richie Borrero (.286, 11 CE), séptimo bate; Tony Brian Méndez (3B, .329, 11 CE), octavo bate y Joshua López (SS 9 CE), noveno bate.

Aunque fortalecido por algunos brazos nuevos, el cuerpo monticular es básicamente el mismo que acumuló una efectividad de 2.52 en el pasado torneo, liderado por Monaguillo (1.96, 2-0 y tres salvados) y Alex de la Cruz (3-0 y 0.50), con Alberto Canales (3-1 con un salvado y 2,08) y Jesús Saldaña (2-2 y 4.67).

“Con el formato de dobles juegos de este año”, explicó el dirigente, “tengo la ventaja de que los principales relevistas pueden ser los dos que no abran ese día”.

Monaguillo, Canales y Saldaña desempeñaron ambas funciones con frecuencia el año pasado y Wilfredo Torres (1.93 con un salvado y tres juegos terminados) también aportó en grande.

Pero De la Cruz, luego de acumular 10 victorias combinando la temporada regular y los playoffs, perdió cinco semanas de acción por una dolencia en el hombro derecho antes de regresar a la acción en la final nacional, y Pérez admitió que no se ha recuperado por completo.

“Por lo menos no va a estar disponible en las primeras dos semanas”, dijo, “pero después vamos a ver”.

 

 

Total
68
Shares

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*