Gigante actuación de K.J. Maura

Llegó la postemporada al baloncesto colegial de la NCAA, el famoso March Madness, y con esto varios de los jugadores puertorriqueños dieron la milla extra por mantener a sus equipos con vida de cara al NCAA Tournament de mediados de marzo, mientras otros se fueron a casa temprano y con las manos vacías.

En su última temporada en el baloncesto colegial, el armador de la Universidad de Maryland Baltimore County, Kevin Joel Maura, estuvo enorme en las primeras dos rondas de la final de la America East Conference. El martes KJ anotó un career high de 25 puntos, con seis triples, cinco rebotes y cuatro asistencias para remolcar a UMBC sobre la Universidad de Hartford 62-53.

Varios días después, en los cuartos de finales del sábado ante Umass Lowell, Maura, de 5-8, encestó 16 puntos y facilitó siete asistencias en el triunfo de los Retrievers 89-77. Más temprano esta semana, el puertorriqueño también había sido nombrado Jugador Defensa del Año en la Conferencia AEC.

Igualmente Tremont Waters estuvo en modo superhéroe esta semana, haciendo de todo un poco y demostrando sus poderes ofensivos para que los Tigres de la Universidad de Lousiana State sigan con oportunidades de entrar al derbi grande de la NCAA.

El miércoles Waters anotó 19 puntos y repartió cuatro asistencias antes de caer en tiempo extra frente a South Carolina, con marcador de 83-74.  El novato no se dio por vencido y regresó el sábado aún con un mejor esfuerzo, produciendo un doble-doble con 14 puntos y 10 asistencias, en el triunfo vía salsa de LSU sobre la Universidad de Miss State 78-57.

Por otro lado, finalmente Tyler Davis y la Universidad de Texas A&M se han puesto en sintonía justo a tiempo, para lograr un empuje hacia el NCAA Tournament y el campeonato conferencial.

Luego de semanas en la famosa burbuja del bracketology, los Aggies ganaron sus dos compromisos esta semana con buenos esfuerzos de Davis en ambos lados de la cancha.  En el desafío del miércoles frente a la Universidad de Georgia, los Aggies tuvieron que sudar la gota gorda para ganar por el mínimo 61-60, contando con 13 puntos y siete rebotes de su estelar pívot.

En el cierre de su temporada regular el sábado, Davis una vez más convirtió para doble-doble con 20 puntos y 10 rebotes -su décimo primero en la temporada- y TAMU venció cerradamente a un aguerrido equipo de la Universidad de Alabama 68-66.  Con este par de triunfos, se espera que los Aggies aseguren su participación en el NCAA Tournament a partir del 13 de marzo, pero antes deben disputar el campeonato de su conferencia SEC la semana próxima en San Luis.

Asimismo, con 23 puntos -incluyendo cuatro triples- y seis asistencias, Ethan Thompson, de la Universidad de Oregon State, se encargó de desmantelar a Washington State el sábado con marcador de 92-67. En ese partido su hermano mayor Stephen Jr. anotó 18.

Los Beavers venían de perder cerradamente el viernes frente a la Universidad de Washington 79-77, contando con siete y 19 puntos de Ethan y Stephen, respectivamente. Con estos dos partidos OSU cerró su fase regular y comenzará su participación en el campeonato de la Conferencia PAC-12 la próxima semana en Las Vegas.

De la misma manera Jesús Cruz y la Universidad de Fairfield ganaron su séptimo juego en ristra, para avanzar a la final de la Metro Atlantic Athletic Conference tarde el domingo. En el triunfo de ronda semifinal 74-64 sobre la Universidad de Quinnipiac tarde el sábado, Cruz jugó toda la vuelta (40 minutos) sumó 11 puntos y añadió seis rebotes. Los Stags disputaran el campeonato conferencial el lunes frente a la Universidad de Iona.

En cambio, luego de ocho victorias consecutivas, en mal momento se le acabó el perfume a Lance Tejada y la Universidad de Lehigh, quienes perdieron su primer partido en el campeonato de la Metro Atlantic Conference frente a la Universidad de Boston 88-82.  Tejada hizo lo que pudo con 13 puntos, cuatro asistencias y tres rebotes.  El escolta de ascendencia puertorriqueña, terminó su temporada junior con promedio de 14.7 puntos por encuentro y un impresionante 45 por ciento en disparos desde la línea de tres.

Al mismo tiempo, Iván Gandía de la Universidad de North Florida, no las tuvo todas consigo y vio culminada su temporada sophomore prematuramente esta semana. En los cuartos de finales de la Conferencia Atlantic Sun, Gandía y los Ospreys dominaron a NJIT 80-76 el lunes, contando con un esfuerzo multidimensional de su armador puertorriqueño, quien anotó ocho puntos, repartió ocho asistencias y capturó seis rebotes en la victoria.

Sin embargo el jueves en la ronda semifinal, la Universidad de Florida Gulf Coast fue mucho con demasiado para los Ospreys, quienes cayeron vía paliza 95-72. En su último partido de la temporada Gandía consiguió siete puntos y cinco asistencias en 34 minutos de acción.

Otro que terminó su participación por la temporada fue Leandro Allende, de la Universidad de Citadel.  El novato, hijo del reconocido canastero puertorriqueño Luis Allende, tuvo su mejor desempeño ofensivo del año anotando 12 puntos en la derrota de sus Bulldogs ante UNCG 72-58 en los cuartos de finales de Southern Conference. Allende había comenzado la temporada con participación limitada, pero se hizo camino a mitad de calendario y formó parte del cuadro inicial de Citadel en los últimos 15 partidos.

Por otra parte, Arnaldo Toro y los Colonials de la Universidad de George Washington cayeron en su último partido de la temporada regular el sábado frente a la Universidad de Dayton, con pizarra de 88-78, pero no antes de que el pívot natural de Hormigueros registrara su tercer doble-doble en la últimas cuatro salidas, al anotar 13 puntos y capturar 10 rebotes. Con récord de 7-11, GWU comenzará la lucha por el campeonato de la Conferencia Atlantic 10 la semana próxima.

Por su parte, el armador puertorriqueño de la Universidad de Liberty, Georgie Pacheco, escogió un mal momento para tener su peor actuación ofensiva de la temporada y su equipo cayó derrotado en el campeonato de la Conferencia Big South y a su vez costándole un posible boleto al NCAA Tournament.

Pacheco venía de anotar solo tres y siete puntos en las primeras dos rondas de la final conferencial y el domingo, en la final frente a la Universidad de Radford, se fue con la soberana “coca”, al no poder anotar en ocho intentos al canasto.

Los Flames perdieron el partido en forma dramática 55-52, luego de que Carlik Jones los vacunara con un triple en el segundo final.  Esta fue la primera vez en la temporada 2017-2018 en que el jugador de segundo año no consiguió punto alguno en un encuentro.

 

 

Total
7
Shares

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*