Gran calidad en la final del Barrientos

Bryan Polaco, Omar Rosario y Yankiel Rivera confirmaron su gran promesa y revalidaron como campeones nacionales en la noche del sábado en la jornada final de los Campeonatos Nacionales Isaac Barrientos de boxeo aficionado celebrada en el coliseo Mario Jiménez, de Guaynabo.

Los tres, de esa manera, probablemente participarán en marzo en los clasificatorios de Tijuana con vistas a ganarse un puesto para los Juegos Centroamericanos que se celebrarán en Barranquilla, Colombia, en julio.

Sin embargo, Gil Iglesias, del Gimnasio Bairoa, de Caguas, perdió su cetro gallo (123 libras), al caer por decisión dividida (3-2) ante Edwin Díaz, del Club Diamante de Trujillo Alto.

Fue una pelea extremadamente cerrada e Iglesias, evidentemente, se creyó victorioso.

“Qué bien se siente que cuando uno sale de la pelea y todos te dicen que ganaste”, escribió en su cuenta de Facebook. “Me paraba gente que nunca había visto y me lo decían”.

Tanto los campeones como subcampeones serán incluidos en la Selección, sin embargo.

Polaco, del Gurabo Boxing Club que dirige José ‘Pochito’ Rosario, utilizó su gran estatura (6’2”), gran alcance y excelente boxeo, pero también una ofensiva respetable, para derrotar por decisión unánime (5-0) a Edgar Morales, del gimnasio Monte Rey, de Bayamón y retener su corona del peso welter (152 libras).

Polaco demostró un  amplio porvenir como peleador olímpico con un estilo que hace recordar a Daniel Santos.

Entretanto, el cagüeño Rosario, del mismo gimnasio e hijo de Pochy Rosario, demostró su versatilidad como peleador cuando, saliéndose de su estilo habitual de atacar concentrándose en un devastador ataque al cuerpo con ambas manos, esta vez boxeó y lanzó sus golpes peleando en retroceso para vencer 5-0 a Christian Barreto, de Arecibo, y retener su campeonato de las 141 libras.

Entretanto, Yankiel Rivera, del Gimnasio Solís de Río Piedras, también  retuvo su cetro nacional como campeón peso mosca (114 libras) al derrotar por amplia decisión unánime a Abner Figueroa, del Monte Rey.

Frente a un rival que por mucho le superaba en estatura, Yankiel también demostró versatilidad al cambiarse gran parte del encuentro a lo zurdo, provocando que Figueroa recurriera a eludir el combate con agarres constantes, hasta el grado de que el árbitro le restó un punto por esa razón en el tercer y último episodio.

En otras peleas, Oscar Collazo, de Villalba, venció por decisión a Jeriel Reyes, de Juana Díaz, para conquistar el cetro minimosca (108 libras); Carlos Figueroa, de Toa Alta, a Yandel Castro, del Club Diamante en las 132 libras y Carlos Colón, de Vega Baja a Jason Martínez, de Guaynabo, en el peso pesado.

Además, en las 114 libras, Rose Matos, de Yauco, derrotó a Emily Colón, de Juana Díaz.

En juveniles, Jan Paul Rivera, del Albergue Olímpico, destronó a Jaison Flores, del Gimnasio Cheo Aponte, de Caguas, al imponerse por decisión unánime en las 108 libras, y Tatiana Ortiz ganó el cetro nacional de las 132 libras al vencer 5-0 a Angeli Matos, de Yauco, hermana de Rose.

En las 123 libras hubo dos combates de semifinales, quedando programada la pelea de campeonato para la cartelera de boxeo aficionado que se celebrará el 3 de febrero en el Pachín Vicéns de Ponce como parte de una jornada dedicada a los deportes de combate.

Los ganadores del sábado fueron Jean Pagán, de Parcelas Falú, hijo del entrenador Jim Pagán, sobre Jacob Gómez, del Albergue Olímpico y Julio Colón, del Albergue Olímpico, sobre Edison Vázquez, del Club Titanes de Morovis.

 

 

Total
4
Shares

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*