Recibe un aluvión de críticas Amanda Nunes

Las fuertes críticas no se hicieron esperar cuando la campeona de peso gallo, Amanda Nunes, se retiró a último momento de la cartelera UFC 213 del sábado, y fue el propio presidente de la organización, Dana White, quien propinó los golpes más bajos.

Tan pronto salió a la luz la confirmación de que la revancha entre Nunes y Valentina Shevchenko- esta vez con un título de por medio- se suspendía por motivos de salud, White alegó que los doctores le habían dado el visto bueno a Nunes para pelear, pero que de todos modos ella no se sentía bien.

“Físicamente ella está bien. No le encontraron nada, pero ella no se sentía bien. No es que ella decía ‘Me niego rotundamente a pelear’, pero sí decía, ‘No estoy bien; no me siento bien’. Creo que era 90 porciento mental y quizás 10 porciento físico. Creo que muchos peleadores han tenido momentos en los cuales no se han sentido bien”, dijo White a los medios locales en la conferencia de prensa después del evento.

Tanto así que además declaró que nunca más encabezaría una cartelera con “La Leona” como evento principal.

No es la primera vez que White arremete contra sus estrellas, ni que Nunes deje de gozar de la gloria que una estrella se merece.

La brasileña viene de dos victorias de alto perfil, prácticamente llevando a las dos estrellas de la división al retiro, y la UFC hizo una labor pobre con la promoción de su primera defensa de título, dejando a la propia campeona de la división en la sombra publicitaria de lo que fue la breve reaparición de Ronda Rousey al octágono- (Nunes necesitó solamente 48 segundos para noquear a la antigua reina del peso gallo).

A la defensa de “La Leona” salió su entrenador Conan Silveira, aclarando que el visto bueno de los doctores para pelear fue tras velar por la hidratación de la brasilera y que se le practicara una prueba de sangre. “Amanda regresó al hospital a la mañana siguiente (sábado), y otros exámenes revelaron que tenía sinusitis crónica y le dieron antibióticos”, destacó Silveira, según los informes periodísticos.

Ante las declaraciones de White y la lluvia de críticas, el entrenador aclaró: “Los críticos y la gente ignorante se juntan y forman una opinión que no existe… Amanda no le teme a nadie, retiró a Miesha Tate, retiró a Ronda Rousey. Sin dejar de mencionar que ya venció a Valentina Shevchenko por decisión unánime… Uno tiene que respetar su decisión. Ella es la campeona. Lo que el resto tenga que decir no vale nada”.

Tanto White como el campamento de Nunes quieren que el combate ante “La Bala” se dé. El plan tentativo es acomodar la pelea para la cartelera UFC 215, a celebrarse el 9 de septiembre en Edmonton, Canadá.

A pesar de los cambios a último momento, la cartelera estuvo llena de acción y vio a Robert Whittaker coronarse como el ganador de la noche vía decisión unánime, llevarse el título interino de peso mediano y acercarse a una pelea de unificación frente a Michael Bisping.

 

 

Total
6
Shares

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*